Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: Manías

    Juego de palabras: Manías

    Publicado en el suplemento cultural ‘Territorios’ de El Correo, 26.5.04

    El léxico español tiene a veces el capricho de autorizar que una palabra signifique una cosa y al mismo tiempo su contraria. Uno de estos antónimos de sí mismos es ‘manía’, que tan pronto sirve para la afición exagerada por algo («le ha dado la manía de coleccionar sellos») como la aversión o el rechazo absoluto («le ha cogido manía al agua»). Tan maniáticos son los que tienen ojeriza a una persona o cosa como quienes las veneran incondicionalmente. Por eso, cuando aparece la palabra convertida en sufijo conforme a una moda tan reciente como abusiva (el último ejemplo lo ofrece la tan cacareada ‘Letiziamanía’) no puede saberse a ciencia cierta si el objeto de la manía en cuestión es idolatrado o rechazado. Parece que la tendencia se inclina hacia lo primero. Este aparente contrasentido deriva de la acepción psicológica del término: «idea fija que conduce al trastorno obsesivo». Las manías, consistan en cerrar los grifos de la casa cada cinco minutos o en pasar una noche a la intemperie para ver pasar una comitiva –hay gente para todo- rozan a menudo el delirio, pero no conviene confundir al ‘maniático’ con el ‘maniaco’ o ‘maníaco’ (éste con o sin tilde, indistintamente): mientras el primero puede llegar a ser insoportable pero no por ello cae en la enfermedad, el segundo sufre una dolencia que requiere atención médica inmediata. No incumbe al lingüista diagnosticar cada caso. Pero piénsese en cuántos de los considerados maniáticos no serán en realidad verdaderos maniacos.

    José María Romera
    26 mayo 2004
    ____________________________________________________________________________

    2004-05-25 01:00 | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/18926

    Comentarios

    1
    De: Pedro Fecha: 2004-05-26 10:04

    Esta manía que estoy cogiendo de entrar en Festina Lente...
    La única diferencia -cito de memoria- entre una pequeña manía y una gran pasión, es que la primera dura toda la vida. Oscar Wilde.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.127.107 (ac72f700ee)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir