Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > ESCOLTAS

    ESCOLTAS



    Hace pocos meses, el delegado del Gobierno en Navarra insinuó la posibilidad de que, en caso de llegar a buen puerto el llamado «proceso de paz», el personal de seguridad actualmente ocupado de la protección de cargos públicos fuera empleado para acompañar a las mujeres víctimas de maltratos y amenazas. Fue una manifestación desafortunada, por dos razones: en primer lugar, porque parecía condicionar la salvaguarda de las mujeres al éxito de unas inciertas y misteriosas negociaciones de otro orden; la segunda (y tal vez más triste) razón era que establecía una comparación tácita entre dos tipos de fenómenos criminales. Y al compararlos invitaba inevitablemente a distinguir entre dos categorías de víctimas: las de clase preferente –los políticos- y las de clase turista, las de reserva, las que debían aguardar su oportunidad en el banquillo. Este último era el lugar en el que el delegado gubernativo colocaba a las mujeres maltratadas. Aleccionado quizá por aquella metedura de pata ajena, el presidente del Gobierno navarro ha anunciado la aplicación de las medidas de protección a todas las mujeres en peligro, sin condiciones ni listas de espera. Ha hablado de servicios de seguridad privada, con escoltas personales. Ha dicho que la protección será aplicada durante las 24 horas del día. Ha añadido que se mantendrá de forma permanente mientras persista el riesgo para la persona atendida. Ante decisiones como esta uno se siente orgulloso de pertenecer a su comunidad. Incluso no tiene el menor reparo en dar una ovación a su presidente. Lo digo en serio: pocas ocasiones nos proporciona la política local para estar tan satisfechos. Aunque, pensándolo mejor, guardemos los aplausos para más adelante. Para el momento en que la medida se haga efectiva, por ejemplo. Porque, vista la convicción con que Sanz hizo el anuncio ante el Parlamento, todo conduce a pensar que el servicio de escoltas se pondrá en acción de inmediato y no esperará a hacer su debut el día en que haya que acompañar a las mujeres hasta sus respectivos colegios electorales.

    Publicado en Diario de Navarra, 21.10.06
    ______________________________________________________

    2006-10-24 16:19 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/43995

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.59.211 (4111b4551e)
    Comentario

    portada | subir