Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > CABALLOS

    CABALLOS

    Hacía falta una noticia como ésta para redondear la infamia. La trama marbellí nos había suministrado hasta ahora los elementos suficientes para una novela sobre la corrupción a gran escala. Personajes estrambóticos cargados hasta las cejas de desvergüenza y cinismo, fortunas inconcebibles levantadas sobre simples ladrillos, nuevos ricos que colgaban lienzos de firma en las paredes de sus retretes, ‘jets’ privados, conversaciones telefónicas delatoras, traiciones navajeras, delaciones vengativas, compraventas de intereses suscritas con pactos de silencio a la siciliana, concejales indecentes y funcionarios putrefactos, todo eso y mucho más componía un tinglado tan espeso que, de no habernos sido relatado por los sumarios judiciales, lo creeríamos fruto de alguna imaginación sobrecalentada. Ahora han parecido las fotos de unos caballos. Pertenecían a la cuadra de Roca, el inverosímil maestre del retablo, quien por lo visto sentía una especial debilidad por los billetes, las obras de arte y la fauna salvaje. Este sujeto se había hecho con una amplia cuadra de purasangres que, tras llevarse a cabo la «operación Malaya», pasaron a disposición judicial junto con el resto de bienes muebles, inmuebles y semovientes de su dudosa propiedad. La policía municipal de Marbella se dirigió al juez pidiéndole que la autorizara a hacerse cargo de los equinos. Así saldrían ganando las dos partes: los caballos, pues recibirían las atenciones necesarias para su mantenimiento, y los agentes, porque lucirían mejor su autoridad desde la altura de sus estatuas ecuestres patrullando por las calles. Pero pasaron los días y las semanas, y la propuesta quedó aparcada en la somnolienta rutina burocrática. Mientras los humanos encausados en el proceso van saliendo en libertad bajo fianza, los pobres animales, que no tenían culpas que pagar ni abogados que se ocuparan de ellos, enferman y mueren de inanición. Sus costillares marcados, sus mataduras y sus andares inciertos ponen un dramático punto de contraste a los caraduras de una Marbella golfa que a este paso puede irse de rositas.

    Publicado en Diario de Navarra, 23.9.06
    _______________________________________________________

    2006-10-02 18:11 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/43409

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.132.10 (bb17d515f2)
    Comentario

    portada | subir