Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > INCENDIOS

    INCENDIOS

    Nunca he sabido por qué los incendios se declaran. Comprendo que se desaten, que se aviven, que se provoquen o que se propaguen, pero no acabo de entender la razón para relacionarlos con ese verbo tan rebuscado, propio de otras situaciones digamos que menos fogosas. Uno puede declararse inocente o culpable, declararse en quiebra o declararse en rebeldía. Los curas y los alcaldes declaran marido y mujer a los que deciden unirse en matrimonio, y no sé si en las aduanas siguen preguntando aquello de «¿algo que declarar?». Bueno, también hay quien declara la guerra, que es algo más parecido al fuego, pero del mismo modo se declara la paz y eso parece más bien lo contrario de un manto de llamas devorando los bosques. Cuando un incendio se declara da la impresión de que no sólo arden los árboles, sino que la naturaleza ha tomado una determinación muy tremenda y la ha llevado a efecto con la mayor de las prosopopeyas. Un incendio declarado ya no tiene vuelta de hoja ni hay quien lo pare. Así está pasando en Galicia, donde, a falta de explicaciones lógicas sobre la proliferación de focos de fuego y a falta también de medios para apagarlos, van y vienen las palabras tópicas de estos casos. Por ejemplo, efectivos del servicio de bomberos. Por ejemplo, se han activado medidas. Se han puesto en marcha dispositivos. Espectáculo dantesco. De grandes proporciones. Tratan de sofocar. Ha obligado a desalojar de sus casas a los vecinos. Por causas que aún se desconocen. Todo eso es jerga de aroma administrativo para enfrentarse a lo imparable, usada como último recurso por políticos y periodistas desconcertados a quienes el humo no sólo ha nublado la vista sino también el entendimiento. Para unos, la chispa ha saltado de la incompetencia del gobierno regional y del nacional. Para otros, se trata de una operación planeada para poner en entredicho a esos mismos gobiernos. Ahora caigo: los incendios se declaran porque, además de cenizas, provocan declaraciones caliginosas y desquiciadas.

    Publicado en Diario de Navarra, 12.8.06
    _______________________________________________________

    2006-08-15 20:50 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/42222

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.161.91.76 (6e2d5e1d62)
    Comentario

    portada | subir