Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: Ambiguos

    Juego de palabras: Ambiguos



    ¿El mar o la mar? Cualquiera de las dos formas es válida, porque se trata de un sustantivo ambiguo en cuanto al género. La elección del masculino o el femenino en la práctica es un hecho condicionado por factores psicológicos, sociales o de ámbito de uso. Por eso «la mar» suena bien en ciertas bocas y ciertas situaciones, mientras que «el mar» es preferido en otros casos.

    Aunque este tipo de nombres ambiguos puede crear desconcierto en los hablantes, hay casos en que su doble rostro aporta riqueza estilística al idioma y amplía sus matices. Así ocurre con voces como «margen», que en masculino se inclina hacia «el margen de la página» mientras prefiere el femenino para «las márgenes del río». Pero otras veces sólo contribuye a sembrar dudas y confusiones. ¿Por qué mantener el doble género en nombres como «canal», «duermevela» «monzón» o «lavavajillas», claramente preferidos en masculino? ¿Qué clase de sutil diferencia separa «la pelambre» de «el pelambre» y «la tilde» de «el tilde», también ambiguos pero usados únicamente en femenino?

    Alrededor de cien sustantivos del español aguardan la mano decidida que les conceda una identidad gramatical única. Entre ellos están, además de los indicados, términos tan usuales como «azúcar», «doblez», «mimbre», «hojaldre» o «teletipo». Algunos cargan con la herencia de una vacilación secular («reúma» -que añade al lío su doble grafía, con y sin tilde- o «lente»); otros, por ser tecnicismos, no conocen regla fija: «aneurisma», «enzima». La cordura idiomática pide simplificarlos de una vez por todas.

    Publicado en 'Juego de palabras', del suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 17.5.06.
    _____________________________________________________


    2006-05-19 13:18 | 9 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/40090

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-19 16:40

    La mar de díficil debe resultar poner cordura en el terreno lingüístico,casi tanto cómo ponerla en el mundo. Nunca llueve al gusto de todos y se corre el peligro de que una orbe de feministas se avalanche contra los encargados de llevarla a cabo...¿quién tiene ganas de guerra?. Mientras tanto seguiremos usando nuestro sentido común.



    2
    De: Vanessa Fecha: 2009-05-02 17:22

    Deberian tener un listado de estas palabras con sus dibujos.



    3
    De: Tanya Fecha: 2009-05-02 17:24

    En realidad no entiendo porque no ponen ambas palabras que componeen la palabra ambiguo, nose si me entiendes.



    4
    De: Tanya Fecha: 2009-05-02 17:26

    En realidad no entiendo porque no ponen ambas palabras que componen la palabra ambiguo, no se si me entiendes.



    5
    De: Anónimo Fecha: 2011-09-22 19:39

    hola



    6
    De: Anónimo Fecha: 2011-09-22 19:39

    hola gracias por poner un monton de palabras ambiguas las necesitaba tq xao



    7
    De: Anónimo Fecha: 2011-09-22 19:56

    a y el anonimo 5 y 6 tmb soy yo jejeje adios



    8
    De: Anónimo Fecha: 2012-01-18 19:46

    tonto



    9
    De: Anónimo Fecha: 2012-01-18 19:48

    todos menos el ocho y yo son tontos



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.134.32 (e852d57304)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir