Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > LEJANÍA

    LEJANÍA



    Sucede que coges el teléfono y llamas a la oficina bancaria de costumbre para una gestión ordinaria. Una voz plastificada te avisa de que debes marcar otro número ya que el sistema de comunicaciones de la empresa ha variado. Lo marcas. Al otro lado del hilo responde otra voz metálica que, como primera providencia, te pide el nombre sin darte tiempo siquiera a preguntar por tu bancario de confianza. Se oyen remotas teclas de ordenador. «¿Con qué oficina quiere comunicar?», inquiere la voz cosmética. «Pues con esa, con la principal», respondes algo amostazado.

    No has caído en la cuenta de que quien te habla ya no lo hace desde la sucursal de siempre, sino en una centralita que tanto puede estar en Barcelona como en Pernambuco. «La principal, ¿de dónde?», interroga la voz estratosférica, «¿con qué persona?». De repente te encuentras, perplejo, rellenando un cuestionario oral cuando tan sólo querías pedir hora para hacer la declaración del Fisco. «Espere un momento». Y entonces te someten a una inclemente sesión de hilo musical hasta que, por fin, entra la voz de carne y hueso del empleado con quien querías hablar. Después de esa odisea dan ganas de decirle: «El Doctor Livingstone, supongo». Él te explica que a partir de la última fusión todas las llamadas pasan por el control remoto. En sus palabras crees percibir que, como tú, se siente extraviado en un laberinto de cámaras ocultas, sometido a la vigilancia robótica de un capataz virtual, humillado por una reglas misteriosas que desbordan su capacidad de comprensión. Sin embargo la empresa presenta todo ese montaje como un servicio al cliente acorde con las nuevas exigencias de eficacia y modernidad. Aunque a los clientes se nos antoje una soberana memez, por no decir una trampa de inconfesables fines.

    Sin embargo se ve que la distancia prestigia. Que ya no eres nadie si tus llamadas no rebotan en un satélite, si tus maletas no dan un par de vueltas por los aeropuertos de medio mundo antes de volver a tus manos, si no te compras la ‘moleskine’ a través de la internet. Cada vez que mandas un correo electrónico a un colega que vive en tu barrio, el mensaje es lanzado a miles de kilómetros para que regrese y venga a caer ahí al lado. Luego piensas que podrías haberlo hecho con tam-tam o por silbos gomeros. Pero en tal caso no tendríamos la sensación de estar en el tercer milenio, que es de lo que se trata. Me cuentan que han inventado un teléfono multiterminal con el cual podemos hablar vía satélite entre habitaciones de la misma casa, o sea, con ese extranjero del cuarto de al lado que dice ser tu hijo pero que gracias a la técnica vive a una enorme distancia de donde tú te encuentras. Estar lejos: ésa es la consigna de la época.

    Publicado en El Correo, 6.5.06, y El Norte de Castilla, 7.5.06.
    ______________________________________________________

    2006-05-08 13:47 | 5 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/39763

    Comentarios

    1
    De: JoseAngel Fecha: 2006-05-11 10:05

    Y para comunicarse consigo mismo... vía internet: los blogs.



    2
    De: Delfín Fecha: 2006-05-11 10:59

    No lo había pensado pero tienes razón, José Ángel. Hay bitácoras que son cuadernos de navegación solitaria alrededor del propio ombligo de uno, pero al estar pasadas por la internet parece que adquieren las dimensiones de un viaje interestelar.



    3
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-12 15:42

    ¿Está bien dicho "la internet"?; no sé por qué me recuerda a "la Paca".



    4
    De: Delfín Fecha: 2006-05-12 21:28

    Buena pregunta, Anónimo.

    En inglés se dice "The internet", con artículo. Así que no es ningún disparate ponerle también artículo en castellano. Una vez en éstas, se trata de escoger entre el masculino y el femenino. Parece más lógico lo último, porque la traducción habitual de la palabra es "red" o "red de redes". Eso es todo.



    5
    De: Anónimo Fecha: 2006-05-13 21:22

    Thank you for your information.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.196.127.107 (ac72f700ee)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir