Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > CARRETERA

    CARRETERA

    Otra cosa tal vez no hayan conseguido los sucesivos directores generales de Tráfico de la historia reciente, pero sus campañas de temporada siempre han dado que hablar. Se han convertido en un clásico de la publicidad. Cuando se aproximan las fechas de la operación salida de turno, todos nos preguntamos si esta vez habrá elegido el palo o la zanahoria, si la reprimenda tonante o el consejo paternalista, si la estética ‘gore’ que apunta directa a las vísceras o el discurso alusivo para hacernos reflexionar serenamente. Lo que no cambia de un año para otro es el resultado, esa lista macabra de personas irreversiblemente puestas fuera de circulación. Quizá por ese motivo las autoridades han decidido ahora empezar por el desenlace, y avisar a los conductores de que cien de ellos no regresarán nunca de la playa. Han tirado por la calle de en medio y, en vez del deber de ponerse el cinturón, de la conveniencia de revisar los niveles y los frenos o de evitar las horas punta, nos muestran lo más descarnado de las estadísticas. Se ve que la Pasión inspira mucho. En el anuncio que acompaña al dispositivo de esta Semana Santa se oye a una telefonista que llama al conductor y, con la naturalidad plastificada de las voces con que unas teleoperadoras imitan a otras, le pregunta de frente y por derecho: «¿Y cree usted que va a morir en la carretera?». Muy fuerte, ¿no les parece? Pues bien, he ahí el acierto. Para quien se salva de esa ruleta rusa, las muertes en accidente de circulación sólo son un número sin más, pero planteada la cosa de esta otra manera a uno le da un vuelco el corazón. Casi se ve ahí en medio de una colisión múltiple, con el cuerpo hecho unos zorros y atrapado entre hierros, o tendido en el asfalto con una sábana dorada que le cubre de pies a cabeza. Es la vieja técnica que empleaban los oradores sagrados en sus meditaciones cuaresmales para recordar a los parroquianos su miserable condición mortal. Como lo del carné de puntos, pero en más trascendente. Y más tremendo.

    Publicado en Diario de Navarra, 8.4.06
    ______________________________________________________

    2006-04-10 11:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/39036

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 107.20.115.174 (11f5ebe2a4)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir