Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: Factótum

    Juego de palabras: Factótum



    Aunque «factótum» provenga del latín medieval «fac totum» ('hazlo todo'), es erróneo emplearlo para las personas que ostentan el máximo rango en una escala, una institución o un gobierno. No puede decirse «George Bush es el factótum de la política internacional de Occidente en Oriente Medio» ni «Benedicto XVI, factótum de la Iglesia Católica». Un factótum es siempre una persona que obedece a otra o está al servicio de ella, pero que desempeña todo tipo de menesteres. En los capítulos de sus Memorias dedicados a la infancia vivida en Pamplona, Pío Baroja habla de «un hombre que por entonces era el factótum de mi padre, un tal Martínez, conserje de la Sección de Fomento, que sabía muchas cosas de Pamplona y su provincia». Los factótums equivalen, por tanto, a los secretarios o las personas de confianza. Son los que traen y llevan los recados, los que se prestan a hacer cualquier tarea, los siempre dispuestos a solucionar un problema o a conseguir un imposible.

    Pero entre un «chico para todo» y un «factótum» media una distancia considerable. El primero es un maltratado correveidile, un recadero del que todos se aprovechan, mientras que el segundo ha llegado a convertirse en un poderoso elemento dentro de la organización o grupo correspondiente. El factótum ejerce la influencia en la sombra, mueve los hilos de la escena sin aparecer en primera fila, es quien en última instancia está en el secreto de todas las cosas. De ahí que a veces se le llame así con admiración y respeto, otras veces con miedo y otras con el desprecio que merecen los intrigantes y los mangoneadores.

    Publicado en "Juego de palabras", del suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 28.12.05
    _________________________________________________________

    2006-01-02 16:52 | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/36206

    Comentarios

    1
    De: Julio Suárez Anturi Fecha: 2006-01-02 21:08

    En estas fechas pre electorales abundan los factótum por estos lados. Aunque -hay que reconocerlo- unos son más ¡factótum! que otros.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.59.211 (4111b4551e)
    Comentario

    portada | subir