Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Septiembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: 'En todo lo alto'

    Juego de palabras: 'En todo lo alto'

    «Mantener las espadas en alto» es una añeja locución heredada de las jergas militares que, aplicada a desafíos, duelos y competiciones de cualquier tipo, indica la igualdad de los contendientes y el imprevisible resultado de la contienda. Se refiere a la posición del arma en los instantes previos a la entrada en combate: sostenida por el soldado verticalmente y apuntando hacia arriba («en alto», es decir, alejada del suelo). Sin embargo de un tiempo a esta parte las espadas ya no se conforman con estar «en alto» sino que son puestas en un enfático «en todo lo alto», ya se trate de un derbi balompédico o de un tira y afloja entre empresarios y sindicatos. El añadido es tan espurio como injustificado. Proviene del habla de la tauromaquia, donde «colocar la espada en todo lo alto», «poner las banderillas en todo lo alto» o «dar un puyazo en todo lo alto» son formas acertadas de ejecutar las suertes correspondientes, ya que aquí «lo alto» es esa parte del cuerpo posterior a la cabeza donde la silueta de la res dibuja una ligera elevación o abultamiento. Volvamos, pues, a las «espadas en alto» para nuestras metáforas habituales, y déjese «en todo lo alto» sólo para lo que sucede en los ruedos. Bien es verdad que tampoco el taurino acierta cuando elogia una estocada «puesta en todo lo alto»: para eso el matador tendría que haber pinchado más o menos en la cerviz del toro, y no en «el hoyo de las agujas», más trasero, que es por donde los sabios de la cosa dicen que debe entrar el estoque. Pero esto ya es harina de otro saco.

    Publicado en el suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 2.11.05
    _____________________________________________________________

    2005-11-02 16:54 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/34336

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.81.59.211 (4111b4551e)
    Comentario

    portada | subir