Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Julio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > LA BENDICIÓN

    LA BENDICIÓN

    Cinco días después del paso del huracán Katrina por Nueva Orleáns, el presidente Bush aterrizó en el aeropuerto Louis Armstrong de esta ciudad y al pie del avión soltó un solo de trompeta que sonaba así: «Se trata de una tormenta devastadora. Es una tormenta que exige acciones inmediatas». Con presidentes tan extraordinariamente dotados para prever los acontecimientos, las naciones pueden dormir tranquilas. Todavía es pronto para que lleguen hasta nosotros los nuevos chistes sobre Bush que ya circulan en inglés por los blogs y las webs norteamericanas, y lo que vamos conociendo son versiones actualizadas de otras caricaturas anteriores. En ellas el presidente aparecía como un chimpancé asustado mientras aviones-bomba impactaban en los rascacielos del World Trade Center, o como un torpe batracio incapaz de ingerir una galleta sin atragantarse, o como un enloquecido halcón visionario que enviaba tropas de asalto a diestro y siniestro. Pero de todos ellos el mejor tal vez era un chiste real: el que lo presentaba portando un pavo asado en una bandeja entre la soldadesca desplazada a Irak. Aquella imagen daba por sí sola el retrato de un personaje cuya característica principal parece ser la invisibilidad en las situaciones de vital importancia. Si a eso se le acompaña la torpeza en la toma de decisiones y la tardanza en hacerse presente en los escenarios, el perfil que resulta da de lleno en la mediocridad más ruidosa. Aunque en este caso, para ser justos es preciso reconocer que Bush ya se había interesado por la llegada del Katrina antes de que sucediera la catástrofe. Su contribución consistió en apelar al patriotismo de los residentes, como si el patriotismo fuera un utensilio eficaz en caso de huracanes. Ese admirable pueblo que es el estadounidense ya había demostrado su capacidad para sobreponerse a los ataques terroristas, a las escabechinas bélicas y a las catástrofes naturales. Su principal mérito, no obstante, es el de sobreponerse a su presidente. El alcalde de Nueva Orleáns y algunos periódicos locales se han quejado de la inoperancia de los sistemas de evacuación, rescate y socorro. El Partido Demócrata recrimina a Bush que en su día hubiera cambiado diques por bombas. Los ecologistas, a su vez, recuerdan el descaro con que Bush incumple el Protocolo de Kioto. Pero, en su descenso en carne mortal sobre las ciénagas del Misisipí, nada de esto parecía afectar al flamante presidente de un país machacado. Allí, delante del tardío convoy de víveres y de medicinas para los afectados, hizo gala de su buen humor al cerrar su discurso con estas palabras: «Que Dios siga bendiciendo nuestro país». Lo dicho, un presidente tocado del don de la oportunidad.

    Publicado en El Correo, 4.9.05, y en El Norte de Castilla, 7.9.05


    (Viñeta de José Mercader en rebelion.org)
    __________________________________________________________________

    2005-09-04 12:07 | 2 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/32716

    Comentarios

    1
    De: Anónimo Fecha: 2005-09-05 09:06

    Por favor, no tildes de mediocre a Bush, que los que lo somos -al menos yo ando en esa cuerda floja- no merecemos tan injusto trato, :-D

    Por cierto, tengo la impresión de que si Bush pudiese presentarse de nuevo a las próximas elecciones generales de su país, volvería a salir elegido. El pueblo, a veces, se da de cabezazos contra la pared... -véase, hasta hace poquito, el caso de Fraga-.



    2
    De: Anónimo Fecha: 2005-09-08 16:57

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=19853



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.145.64.172 (3501d9ff79)
    Comentario

    portada | subir