Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > AGOSTICIDAD

    AGOSTICIDAD



    No pasa sólo en esas grandes capitales con alcaldes pícaros y concejales inclementes que aguardan al mes de agosto para hacer obras en las calles, abrir túneles de metro, excavar aparcamientos subterráneos dudosos y derribar edificios históricos en ruinas. Agosto es en todas partes un mes propicio a las fechorías con sello oficial porque pilla a los ciudadanos con la guardia baja, o sencillamente lo bastante lejos de su casa como para tomarse la molestia de dejar la playa y regresar a manifestarse ante el ayuntamiento. O no les llega noticia de lo que se cuece en su ausencia o, si se enteran, creen que a la vuelta ya habrá tiempo de sobra para quejarse. Hay una larga historia de pequeñas y grandes trastadas cometidas en agosto. Desde las espantosas ferias medievales -esos circos subvencionados con aires de cultureta- hasta las subidas de tarifas telefónicas, desde el reparto de 'pins' discriminatorios hasta la celebración de cursos universitarios bochornosos, abundan los abusos veraniegos causados por bribones que aprovechan este mes para hacer cosas que no se permitirían el resto del año. Y es que con el calor la gente se vuelve comprensiva. O no quiere líos. He encontrado una palabra que lo refleja muy bien. Lamento no haber dado también con su inventor, a quien gustosamente mencionaría aquí. La palabra es 'agosticidad'. Podríamos definirla como la circunstancia agravante de ciertas faltas y delitos cometidos con disimulo mientras los perjudicados se hallan de vacaciones. Al igual que la premeditación, la alevosía y el ensañamiento, la agosticidad no sólo no debiera volvernos indulgentes, sino que tendría que ser doblemente penalizada. Así evitaríamos los ruidos nocturnos de las entibadoras que pretenden acabar un túnel en septiembre a costa de rompernos el sueño en agosto, o los despilfarros municipales en determinadas fiestas populares, o las declaraciones de algunos famosos en las revistas del corazón, o las otras declaraciones de algunos intelectuales fuera de servicio en los suplementos de verano. Porque los agosticidios no son privativos de autoridades ladinas y funcionarios taimados. En diferente escala, tanta agosticidad hay en el desalojo de los colonos de Gaza como en la exhibición de 'kale borroka' en las fiestas barcelonesas de Gracia, en las mentiras oficiales sobre el asesinato de un muchacho brasileño a manos de la Policía londinense como en el loco tráfico de futbolistas propio de la pretemporada liguera, en un decreto de expropiación de terrenos aprobado a hurtadillas como en los asaltos a mano armada cometidos por los camareros en terrazas y chiringuitos. Y qué les voy a decir a ustedes de la devastadora agosticidad de las canciones del verano.

    Publicado en El Correo, 21.8.05
    __________________________________________________________________

    2005-08-21 15:55 | 5 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/32417

    Comentarios

    1
    De: ElPez Fecha: 2005-08-22 00:36

    No sé si fue "agosticidad" o simplemente "agostidad", pero en mi recuerdo le pongo siempre la maternidad del adjetivo a Julia Otero, quien lo empleara para calificar su fulminante despido de Onda Cero en cuanto los amigos telefónicos de Aznar tomaron las riendas de la cadena.



    2
    De: Rigel Fecha: 2005-08-22 12:02

    Para mí es más inclemente la palabra "agosticismo" que me acabo de inventar (al menos eso creo) y que puede aplicarse a cuanto dice el autor y que suma, a mi entender, un componente de excepticismo agnóstico en sentido amplio. O sá...



    3
    De: Delfín Fecha: 2005-08-22 14:55

    Pez, puede que tengas razón. Busqué en el archivo de El País y la encontré en un artículo de Teo Uriarte del año pasado, o del anterior... Me interesa, no obstante, la idea: esa pequeña mezquindad de quienes aprovechan el calor, las vacaciones y la buena fe de la gente en agosto para cometer sus atropellos.

    Tan extendida está la costumbre, que merecía una palabra. Creo que el derivado apropiado sería "agostidad", pero "agosticidad" es más expresiva, sobre todo en los casos de flagrante abuso, los "agosticidios".

    Rigel, no he entendido tu 'post'. Será otro efecto de agosto, no sé.



    4
    De: Rigel Fecha: 2005-08-22 18:41

    Delfín:
    Mi comentario es un puro "divertimento".
    Aportaba una palabra -agosticimo-que, por su sonido, por su derivación, se aproxima más a "agnosticismo" en sentido de no creer en nada.
    Pura diversión como ves.



    5
    De: José Angel Fecha: 2005-08-29 16:58

    Yo también leí de buenas a primeras agnosticidad... y es que parece que la ilustración la hayan prendido con una tea. Aoû!



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.134.32 (e852d57304)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    portada | subir