Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Los caminos de la reconciliación

    Los caminos de la reconciliación



    Raro es el mes en que no nos llega la noticia de alguna solemne ceremonia de reconciliación entre países o culturas históricamente enemistadas. Si unas veces los viejos vencedores piden perdón a los antiguos vencidos, otras son las banderas invasoras las que se abrazan con las de quienes un día fueron sojuzgados, y otras, en fin, una alta institución pide excusas a los en otro tiempo perseguidos por ella. No hay que dudar de las buenas intenciones que inspiran a los promotores de estas iniciativas. Aunque pedir perdón simbólico se haya convertido en una moda protocolaria a menudo sin más efectos prácticos que el mero gesto de etiqueta, es evidente que también encierra unos valores dignos de tenerse en cuenta. La reconciliación representa el triunfo de la paz sobre la guerra, de la fraternidad sobre la discordia, del diálogo sobre la incomunicación. (sigue)

    2005-06-16 16:15 | 1 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/30835

    Comentarios

    1
    De: Salomé Fecha: 2005-06-17 09:16

    Y "El abrazo partido" -la imagen con la que ilustras la anotación- es una magnífica película que sirve como ejemplo a lo que cuentas.

    Nunca me he fiado demasiado de las personas que, después de haber sido vapuleadas y ultrajadas -en mayor o menor grado-, aceptan de buen grado al que las ha sometido. Una de dos: o se siguen sintiendo en inferiodidad de condiciones o mienten a la espera de que les llegue la hora de vengarse.

    El tiempo es imprescindible para colocar las cosas en su sitio y que las ofensas sean menos dolorosas.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.166.158.73 (2fe5539f3f)
    Comentario

    portada | subir