Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: Monas

    Juego de palabras: Monas

    Publicado en el suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 25.5.05



    Con tal de no llamar a las cosas por su nombre, los creadores de eufemismos recurren a los más peregrinos mecanismos de asociación. Como es bien sabido esto ocurre especialmente en realidades vergonzantes o situaciones inconfesables, y una de ellas son los estados de ebriedad. Las borracheras, vamos. A la cogorza la ha distinguido el español con infinidad de denominaciones, la mayoría entre el desprecio y la burla ingeniosa. Una de ellas es «mona», que se impone claramente sobre otros sinónimos en una locución concreta: «dormir la mona» (caer en el sueño o el sopor que produce la embriaguez). Aunque parezca creación de tiempos recientes, su uso es conocido desde antes del siglo XVI. Y en el XVII, puede leerse en ‘El Quijote’ «tomar la mona» como equivalente a embriagarse. Por la misma época registra Covarrubias el empleo de la palabra no referido a la borrachera (o «borrachez»), sino al que la lleva, la sufre o la disfruta. Explica en su ‘Tesoro de la lengua castellana’ que «mona triste» era «el hombre borracho que está melancólico y callado», mientras que al que «canta y baila y se huelga con todos» se le llamaba «mona alegre». El origen de la expresión es poco discutible: parece ser que una de las atracciones de feria más celebradas consistía en dar de beber a un mono hasta hacerlo bailar, trompicarse y caer dando vueltas. Pero también hay quienes señalan que ya el pintor griego Apeles había representado a Baco, dios del vino, acompañado de una mona como símbolo de la alegría.



    25 mayo 2005
    _________________________________________________________________

    2005-05-25 21:26 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/30073

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.166.152.111 (114904ad0d)
    Comentario

    portada | subir