Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: Hacerse el sueco

    Juego de palabras: Hacerse el sueco

    Publicado en el suplemento cultural'Territorios' de El Correo, 2.3.05



    Las relaciones históricas entre Suecia y España, y también entre sus respectivos idiomas, han sido más bien escasas. No lo bastantes, desde luego, para que el castellano haya acuñado con suficiente conocimiento de causa una expresión como «hacerse el sueco», tan empleada sin embargo en muchas situaciones. Viene a decir del sujeto a quien se aplica que se hace el distraído, que aparenta no oír o entender algo, que se desentiende de sus responsabilidades, que no se da por aludido, en fin: que se hace el longuis. Nada autoriza a atribuir estos comportamientos al noble pueblo sueco. Tampoco se sabe de ningún escandinavo real o legendario que diera pie a una de nuestras frecuentes generalizaciones sobre rasgos nacionales o raciales. Y es que este «sueco» no proviene de Suecia, sino del latín «soccus» (‘tronco’), de donde sale también el «zueco» castellano (es decir, el calzado campesino hecho de un solo trozo de madera ). Así como los zapatos y la madera carecen de facultades auditivas y probablemente también de intelectuales, el que «se hace el sueco» (o el zueco) actúa como si la cosa no fuera con él. Nada que ver, por tanto, con los estereotipos geográficos o nacionales. Aclarado esto, sólo queda una duda por resolver. Puesto que este «sueco» no conoce la flexión de género, ¿cómo hemos de usar la locución al referirnos a una mujer? Lo propio sería «hacerse el sueco», pero este es uno de los casos en que la prudencia prefiere la incorrección e invita a decir «hacerse la sueca», aunque tal femenino no exista.

    2 marzo 2005
    ___________________________________________________________________

    2005-03-02 01:00 | 3 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/27522

    Comentarios

    1
    De: paola sabogal y dayana pasaje Fecha: 2007-10-16 18:22

    deberían escribir quien fue el q los invento



    2
    De: paola sabogal y dayana pasaje Fecha: 2007-10-16 18:22

    deberían escribir quien fue el q los invento



    3
    De: paola sabogal y dayana pasaje Fecha: 2007-10-16 18:22

    deberían escribir quien fue el q los invento



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.80.132.10 (bb17d515f2)
    Comentario

    portada | subir