Festina lente
ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

{Festina lente}

{ Bitácora de José María Romera. Artículos de prensa y otros escritos }

Archivos

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Documentos

  • Juego de palabras
  • Relaciones
  • Artículos
  • Varia

  • Blogalia

    Blogalia


    ©2002 romera

    Inicio > Historias > Juego de palabras: Habitacionales

    Juego de palabras: Habitacionales

    Publicado en el suplemento cultural 'Territorios' de El Correo, 8.12.04



    Hace unos meses, la ministra de Vivienda anunció la creación por parte de su ministerio de 180.000 «soluciones habitacionales». El sintagma sumió en la perplejidad a los ciudadanos que esperaban palabras más sencillas, como por ejemplo casas, pisos o viviendas. ¿A qué se refería doña María Antonia Trujillo? ¿Prometía la construcción de viviendas comunes y corrientes o hablaba de ‘alojamientos alternativos’ tales como cabañas, chabolas, barracones, sotabancos o cuartos interiores? ¿Pensaba en viviendas en propiedad o en pisos de alquiler? Para la mayoría sigue siendo de un misterio. Esa es la gracia de los eufemismos, y «soluciones habitacionales» es uno más de ellos. Pero hay que aclarar que no fue invento de la ministra. La expresión lleva muchos años incrustada en la jerga oficial como sinónimo de ‘vivienda’, aplicada preferentemente a las viviendas sociales o similares. Parece ser que uno de los primeros en emplearla fue Salvador Allende, refiriéndose a sus planes para dar techo a las clases más depauperadas de Chile. De ahí se extendió a toda América, y es ahora cuando empieza a sonar más fuerte –pero no por vez primera- en España. Aparte de la cursilería que encierra, es una expresión sospechosa como lo son todos los eufemismos. Especialmente, los que se alimentan de la desgracia y de las penalidades ajenas. Y la falta de vivienda es una de ellas. Cuando en lugar de oír hablar de casas, pisos, estudios o apartamentos, lo que nos llega a los oídos son «soluciones habitacionales», toda sospecha es poca.

    José María Romera
    8 diciembre 2004
    _______________________________________________________________________________

    2004-12-08 01:00 | 0 Comentarios


    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://romera.blogalia.com//trackbacks/24072

    Comentarios

    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.166.158.73 (2fe5539f3f)
    Comentario

    portada | subir